viernes, 3 de julio de 2015

La Cartagena barata



Como en todos los lugares del mundo, en Cartagena hay alternativas para no gastar mucho dinero,  aún  siendo una de las ciudades más caras de Colombia.

Por ser una ciudad tan rica en espacios públicos (plazas, calles, playas) la ciudad permite ser recorrida y disfrutada sin pagar un sólo peso. Las playas de Bocagrande son muy limpias y atractivas y allí  no se debe pagar nada. El centro de la ciudad es muy especial por su arquitectura, y por sus murallas que cuentan la historia de ésta  ciudad.

A la hora de comer se pueden encontrar sitios donde se come bien a un buen precio.  Adicionalmente existen planes como alquilar bicicletas o viajar a las playas aledañas que aunque se pagan no son muy costosos.


domingo, 28 de junio de 2015

El destino también es nuestro cómplice

Estuvimos en el eje cafetero de Colombia. Viajamos hacia Armenia, desde donde nos movimos hacia Salento y Calarcá. Es una zona muy agradable, un clima ideal y sobre todo gente amable. Llegamos en la tarde con la intensión de hacer algo de música en la plaza de Bolívar de Armenia, con el fin de recargar el bolsillo para los gastos que se venían, pero nos llevamos una sorpresa poco agradable, ya que por ser jueves un día de trabajo normal para los habitantes de la ciudad no logramos el cometido y ya se venía la noche. Luego de movernos y averiguar por alternativas para pasar la noche, nos sentamos en unas escaleras de un centro comercial a definir lo que debíamos hacer. 

Cuando ya la esperanza estaba perdida, al lado nuestro vimos a dos mujeres (madre e hija), quienes estaban esperando a alguien y estaban escuchando nuestra música. De repente uno de nosotros se acercó a ellas y les contó nuestra situación. Ellas escucharon atentamente y sorpresivamente logramos que nos permitieran pasar la noche en su casa.

Pasamos no solo una sino tres noches, ellas fueron muy amables, logramos establecer una relación muy cordial y se dio la oportunidad de ofrecerles nuestra música a ésta familia tan amable.

Seguimos encontrando señales, ángeles se pueden llamar, ayudas que el destino nos pone para seguir nuestro camino.

domingo, 19 de febrero de 2012

LOS VIAJEROS DE BAJO PRESUPUESTO SOMOS MÁS



El camino, Febrero de 2012.

Viajeros y viajeras del mundo
Modalidad Bajo Presupuesto
El lugar donde se encuentren.


Referencia: Ayuda

Apreciados amigos y amigas.


La presente para convocarlos, motivarlos, llamarlos, entusiasmarlos y sobre todo convencerlos a cerca de la importancia de unirnos para fortalecernos y reclamar por las cosas que no están bien con respecto a nuestro modo de viaje y de vida.

Muchos grupos homogéneos a través de la historia se han unido para lograr un poder de convocatoria alto y poder así exigir, tener representación y poder hablar cara a cara con instituciones, empresas, etc. Ejemplo de esos grupos son los afrodescendientes,  las mujeres, los homosexuales, los estudiantes, entre muchos otros. 

Es por eso que conociendo de alguna manera el camino, la vida de muchos viajeros de bajo presupuesto, y además estando con todo el ánimo de trabajar por ésta gran comunidad y sin ningún interés más allá de viajar, queremos ofrecer nuestro espacio (viajandosinplata), para trabajar por lo mencionado, aclarando que es sólo un espacio que ponemos a disposición con la mejor de las intensiones, pero que si llega a existir otro estaremos atentos a trabajar en él.

Esto no se trata de un proyecto individual, ni de una salida a una crisis personal, simplemente creemos en que hay mucho por conseguir, que somos una comunidad grande y fuerte, que movemos muchas economías y que tenemos todo para mejorar nuestras condiciones. 

Este llamado lo hacemos porque desde hace más de 3 años venimos viajando, escribiendo,  motivando, ayudando y aportando en general al tema, pero nos sentimos muy débiles a la hora de exigir cosas y sentimos que para muchas empresas no representamos nada, lo cuál es evidente que en la realidad no es así. No queremos pensar más en pedir de manera casi que regalada cosas, teniendo tanto potencial. Para citar algunos ejemplos dentro de los muchos viajeros y viajeras de bajo presupuesto hay Escritores, Músicos, bailarines, Poetas, Malabaristas, Contorsionistas, Artesanos, Diseñadores, Cuenteros, Filósofos, Historiadores, Fotógrafos, entre muchos otros oficios, además de excelentes exploradores de caminos y de historias.

No siendo más nos despedimos de momento, esperando haber llegado a tocarlos con nuestro mensaje. Para empezar necesitamos crecer como comunidad en nuestras redes sociales:

Facebook: http://www.facebook.com/viajandosinplata
Twitter: @viajandosinplat


Un abrazo viajero en todos los interesantes rincones del mundo donde se encuentren.

Cordialmente
VIAJANDOSINPLATA

domingo, 12 de junio de 2011

CONSEJOS SOBRE VISAS

Aldana y Dino
www.magiaenelcamino.com.ar

Cuando estamos organizando un viaje por varios países, el tema de las visas es una cuestión que debemos tener muy en cuenta. Como primer paso, siempre recomendamos visitar el sitio web del ente gubernamental del propio país donde suele aparecer la información actualizada sobre cuáles son los países para los que necesitamos visas y cuáles no. En el caso de la Argentina es el sitio web del Ministerio del Interior. Una vez que tenemos este dato comienzan los trámites.

Lo ideal es obtener las visas para los países que vayamos a visitar en el país de residencia antes de viajar, pero muchas veces esto no es posible, sobre todo cuando el viaje es por varios meses o no se tiene un itinerario fijo.

Datos a tener en cuenta:

- El momento de entrada en vigencia de la visa. Muchas visas entran en vigencia desde el mismo momento en que las colocan en nuestro pasaporte, en cambio otras lo hacen en el instante en que se cruza la frontera del país para el cual tenemos la visa. Esto es importante al momento de decidir sacar la visa en el propio país o no, de acuerdo con el momento en el que pensemos ingresar a un determinado país. Por ejemplo, para los argentinos la visa para India que se saca en Buenos Aires, es gratis y te la dan en una hora. El problema es que entra en vigencia desde el momento en que te la dan, por lo tanto, si vas a viajar al poco tiempo no habría problemas, pero si, como en nuestro caso, lo hacés varios meses después de salir de tu país, no te sirve pues caducará antes de llegar a destino.

- La duración de la visa y el precio. Los precios de las visas varían de acuerdo con la oficina que te las otorgue, la duración y la cantidad de entradas, es decir, con las veces que vayamos a cruzar la frontera del país en cuestión. Cuanto más largo sea el período de vigencia y más entradas permita, la visa es más cara. La visa más barata es con una única entrada y durante un mes (30 días, que es el período que casi todos los países establecen como estadía de la visa turística). Esto es importante al momento de planificar un itinerario y controlar el presupuesto. Por ejemplo, en el sudeste asiático muchos viajeros sacan visas de doble o triple entrada para algunos países, ya que al tener fronteras con otros, puede ser útil ingresar dos o tres veces al país desde diferentes puntos. Es el caso de Vietnam si, por ejemplo, ingresás la primera vez desde China, después cruzás a Laos, pasas a Camboya y volvés a ingresar a Vietnam para recorrer el delta del Mekong y todo el sur de Vietnam. En este caso, necesitás una visa de doble entrada para Vietnam, que cuesta (en Kunming, China, en 2010) alrededor de 80 U$S, mientras que la de una entrada cuesta casi U$S 50. Como verán el costo de las visas no suele ser muy económico.
Queremos citar algunos ejemplos de vigencias de visas:
o La visa es otorgada con una fecha denominada “issue date” y otra fecha denominada “enter before”. Este período abarca por ejemplo 3 meses pero la permanencia en el país no puede superar los 30 días y siempre se deberá ingresar al país antes de la fecha estipulada en “enter before”. Se puede ingresar hasta en el mismo día de vencimiento.
o Hay otro caso muy similar al anterior con la diferencia de que el período de vigencia debe abarcar completamente el período de permanencia. No se puede permanecer en el país más allá de la fecha de vencimiento.
o El período de vigencia coincide con el período posible de permanencia. Este es el tipo de visa que debe obtenerse en una oficina cercana al país de destino pues la fecha de ingreso y validez será muy cercana a la fecha de obtención.
Existen más modelos de visados. Hay que entender bien la visa que se nos otorga para no padecer de situaciones complicadas cuando ingresemos o abandonemos el país en cuestión.


- Visa en las fronteras (“on arrival”). En algunos países es posible obtener las visas en la frontera, en el mismo lugar donde se realizan los trámites migratorios. Si se llega al país en avión, no hay problema con obtenerla en los aeropuertos en el sentido de que uno puede estar tranquilo que le van a cobrar lo que está estipulado por las autoridades. Pero en el caso de las fronteras terrestres, en algunos países como Laos o Camboya (por seguir con ejemplos del sudeste asiático) las autoridades suelen ser un poco corruptas y cobran más de lo que realmente vale la visa. En esos casos, los viajeros se ven en la necesidad de pagar lo que le piden porque no están en un lugar donde puedan salir ganando, sino todo lo contrario… y no es buena idea tener problemas con las autoridades migratorias. Ante estas situaciones, es una buena solución tratar de obtener los visados en las capitales de los países vecinos antes de cruzar la frontera.

- Tiempo para obtener los visados. Cuando se tramitan las visas en otros países suelen demorarse entre tres días y una semana. Es necesario averiguar la demora para poder planificar el viaje. Si uno tiene mucho tiempo puede quedarse una semana en una ciudad esperando la visa, pero sino, uno puede aprovechar esa semana para conocer lugares cercanos que a lo mejor no estaban en los planes originales y, luego, volver a la capital (donde suelen estar los consulados) para recoger el pasaporte. Aconsejamos siempre tener una fotocopia del pasaporte (hoja de datos personales y de la visa del país donde nos encontramos si correspondiera) mientras el original se encuentra en algún consulado. También es aconsejable pedir un certificado que valide que nuestro pasaporte está demorado en un consulado.

- Residentes. En muchos países que nos informan que existen embajadas de otros países para tramitar las visas podemos llevarnos la sorpresa de que, efectivamente existen las secciones consulares para hacer el trámite, pero es sólo para residentes de ese país. Por ejemplo, a nosotros nos habían dicho que en Malasia podíamos obtener la visa para India, pero cuando llegamos nos dijeron que sólo era para residentes malayos. En Holanda quisimos obtener la visa para China y también nos dijeron que era sólo para residentes holandeses. Es un dato muy importante a tener cuenta para decidir dónde tramitamos la visa que necesitamos.

Existen varios sitios web donde hay información sobre las embajadas y los consulados, pero siempre conviene corroborar la información que brindan. Un muy buen sitio es http://embassy-finder.com/es/

Aldana y Dino
www.magiaenelcamino.com.ar


miércoles, 18 de mayo de 2011

TIPS PARA VIAJAR SIN PLATA

TIP 3: EL TIEMPO ES DINERO


Disponer de tiempo es fundamental a la hora de disminuir los costos de un viaje, ya que nos permite analizar las posibilidades y tomar la que menos dinero cueste. Cuando se dispone de tiempo se pueden comparar precios, hablar con personas para pedir transporte, preguntar a cerca de las mejores opciones, analizar las situaciones, entre muchas otras acciones que nos permiten disminuir costos.

Normalmente el tiempo es un factor que no se tiene en cuenta, pero pesa mucho si se aprovecha a favor, ya que se pueden elegirlos mejores días  y los mejores horarios para desplazarnos, ya sea si se quiere hacer dedo, porque hay más flujo vehicular o si se viaja en transporte público porque hay menos gente viajando, todo gracias a la disposición del tiempo que permite elegir y no por el contrario estar sujeto a los afanes y por ende a los incrementos en los gastos del viaje.

CONCLUSIÓN: Si se dispone de tiempo se pueden disminuir los costos del viaje

martes, 17 de mayo de 2011

CONSEJOS PARA VIAJEROS CON BAJO PRESUPUESTO

Por ALDANA Y DINO
Nosotros en las vías de la ruta transiveriana

Somos Aldana y Dino, una pareja de argentinos que decidimos dejar todo para cumplir un sueño: viajar sin fecha de regreso, volver porque queremos y no porque debemos. Queríamos conocer el mundo a través de su gente, la mejor manera de hacerlo. Ya hemos recorrido una gran cantidad de países y nos hemos nutrido de mucha experiencia viajera. No nos consideramos ninguna autoridad, simplemente queremos compartir con los demás viajeros algunos tips que para nosotros fueron de gran ayuda.
Antes de seguir, queríamos invitarlos a que recorran nuestro blog www.magiaenelcamino.com.ar. El blog se llama Magia en el Camino porque Dino es mago y la magia nos acompañó de diferentes maneras a lo largo de nuestra travesía. Por ejemplo, cambiábamos noches en hoteles o hostels por shows de magia y, luego del show, pasábamos la gorra para recaudar algún dinero.
Además, los invitamos a que lean sobre nuestro proyecto: “Proyecto Sur” que intenta retomar lo que comenzamos a hacer en Brasil, hace un año, lo interrumpimos durante ese tiempo para conocer el mundo a través de su gente y lo retomamos ahora, en Anaco, Venezuela.
Aldana en una charla en una Escuela en Venezuela

En vez de regresar a nuestra casa, hemos decidido que la enriquecedora experiencia recogida durante este viaje no podía quedar sólo para nosotros y para los que nos rodean. Todo lo vivido debería capitalizarse de alguna manera y bien valía el esfuerzo de retrasar el regreso a casa para dejar nuestro granito de arena a quienes nos quieran escuchar.

Es así que hemos decidido armar el proyecto nombrado más arriba. Queremos recorrer, de camino a casa, colegios e instituciones de Sudamérica, contando lo que hemos visto en este mundo, pero también escuchando tanto a los chicos como a los grandes con sus propias experiencias, ya que el aprendizaje es continuo y recíproco. Nosotros vimos personalmente que si no hacemos algo pronto este mundo tiene fecha de vencimiento más rápido de lo que uno cree. La contaminación en muchos lugares es definitivamente atroz, la superpoblación en ciertos países es alarmante, la falta de tolerancia genera, diariamente, miles de muertes totalmente evitables.
Además, para no perder la esencia de nuestra “Magia en el Camino” queremos completar nuestras charlas y debates presentando un sencillo pero ameno show de magia para todos aquellos que lo quieran disfrutar.
Dino en su Show de Magia en una escuela de Venezuela


Pero ahora… nuestros humildes consejos, muchos de ellos están pensados para un viaje largo, pero se pueden aplicar en uno corto también. Ninguno de los temas tratados aquí está desarrollado exhaustivamente, simplemente son algunos consejos o vivencias que esperamos puedan servirles.

Transportes:
Vuelos low cost: Ya se han escritos muchos artículos en medios para viajeros sobre las tan promocionadas líneas aéreas de bajo costo o más conocidas en inglés como “low cost”.  Sólo comentaremos lo que a nuestro parecer es importante saber respecto de estas aerolíneas. No siempre resulta tan barato como parece. Al buscar un boleto en sus respectivos sitios web o en portales de venta de boletos aéreos, el precio que aparece suele ser muy tentador. He aquí algunos consejos a tener en cuenta antes de poner los datos de nuestra tarjeta de crédito.
Normalmente, los aeropuertos de estas aerolíneas no son los mismos que de las grandes aerolíneas. Estos hace que, tanto en origen como en destino, tengamos que pagar un transporte hasta y/o desde los aeropuertos a los centros de las ciudades. Este costo hay que sumarlo al precio total.
Además, los horarios de salida y/o llegada no son siempre los más prácticos, por esto, habrá que tener en cuenta que dados los horarios ya no estarán todas las posibilidades de transporte hacia y desde los aeropuertos a nuestra disposición.  O bien tendremos que esperar muchas horas en los aeropuertos o bien tendremos que recurrir a la única posibilidad de movernos, esto es, en taxi.
Las “low cost” no le dan al pasajero ni un vaso de agua si no se paga por él. Si el viaje es de pocos minutos o pocas horas, no hay problema, pero si el viaje es de tres o más horas, es otro costo que debemos tener en cuenta. En algunos casos, las aerolíneas ofrecen, al momento de comprar el pasaje, la posibilidad de comprar también la comida que ellos ofrecen. Si el vuelo es relativamente largo, habrá que comprar algo para comer y tomar durante el vuelo, ya sea a la aerolínea o antes de llegar al aeropuerto. Si tenemos en cuenta que por medidas de seguridad, muchas cosas no se podrán subir al avión, tendremos que comprar esas cosas, como las bebidas, en la zona de embarque y ahí sí que el precio suele ser realmente alto.
Otra cuestión a tener en cuenta es que el precio de un boleto es realmente diferente de un día para el otro. Si se viaja con tiempo es una muy buena opción verificar el valor del pasaje uno o dos días “para adelante y para atrás” de nuestra fecha prevista.
Además, las “low cost” también cobran por el equipaje, así que ese es otro costo que debemos considerar. Por lo tanto, al momento de buscar precio para comprar un boleto aéreo siempre hay que comparar el precio final de una “low cost” (sumando todo o parte de las alternativas antes descriptas) con el precio final de un pasaje en una aerolínea convencional. A veces nos podemos llevar una sorpresa y en ciertos casos, luego de sumar todo, será más económico en dinero y en tiempo, comprar un boleto aéreo convencional.


- Autostop y buses. Una manera de ahorrar dinero es “hacer dedo” o aventón, como dicen en Venezuela. Vimos que en la página de Viajar sin Plata ya han escrito algunos consejos sobre el tema, así que preferimos no repetirlos.
Si no se desea hacer autostop, una manera de ahorra dinero es tomar siempre buses locales.
Cuando se viaja en buses locales en ciertos países o ciudades con poca o casi nula infraestructura de transporte público, nunca se sabe realmente las características del viaje que se está comprando. Los vendedores de boletos siempre dirán lo que queremos escuchar y por experiencia, ni la mitad de lo que dicen se cumplirá durante el trayecto. Más allá de que ya no volveremos sobre nuestros pasos para poder reclamar absolutamente nada, es necesario tener en cuenta ciertos tips al momento de subirse a un bus económico en esta clase de lugares.
Hay que llevar siempre algo para comer y para beber pues es posible que no se detenga en paradores y no podremos comprar absolutamente nada.
No tomar estos buses si tenemos algún otro pasaje comprado en destino con horarios medio justos, nunca se sabe cuánto demorarán y las posibilidades de llegar a tiempo son bajas. Es decir, que si si quiere tomar estos buses igualmente hay que hacerlo con la suficiente antelación.
Tratar de explicarle al conductor o al que vende los boletos dentro del bus (o a algún pasajero) que por favor nos avise cuando tenemos que bajar ya que no siempre nuestra parada es la última del recorrido.
Tratar de subir temprano al bus para poner nuestras mochilas en algún lado. No siempre hay un lugar destinado a equipajes en esta clase de buses y por ende, viajarán dentro junto con la gente. El problema es que en gran parte del recorrido, los buses van repletos y no será fácil moverlas de lugar si se nos solicite hacerlo.
Dino haciendo Autostop


- Caminar. Una opción de ahorrar en transporte es caminar. Muchas veces nos dicen que debemos tomar un bus o un tuc tuc o un rickshaw (depende cada país), pero en realidad la distancia a recorrer no es tanta. A lo mejor son 15 o 20 cuadras que las podemos caminar perfectamente.


Alojamiento
- En muchos países, como los del sudeste asiático, es mucho más fácil conseguir un hotel barato cuando se llega al lugar que por Internet. En general, los hoteles más baratos no figuran en los portales de Internet. Además, casi siempre, cerca de los hoteles que aparecen en las guías de viaje como económicos suele haber otros mucho más económicos y hasta de mejor calidad. Un consejo es llegar de día y recorrer con paciencia la zona de hoteles, ya que seguro encontrarán alguno más barato que en las guías y que en Internet. Si se llega de noche, y sobre todo a una ciudad grande, puede ser una buena idea tener algún lugar reservado para dormir, aunque sea sólo por una noche.

- Si uno viaja de a dos es más barato pagar una habitación doble que un dormi (cama en habitación compartida). Por eso, si se viaja solo puede ser una buena idea buscarse un compañero/a de habitación para ahorra dinero. Muchas veces en la habitación doble hay dos camas separadas.
Nosotros en Pushkar, India, en un lago sagrado.


- Otra opción es usar algunas de las redes sociales donde se promueve el intercambio de alojamiento. Una de las más conocidas y la que nosotros utilizamos casi todo nuestro viaje es Couchsurfing (CS), que aparenta ser la web de moda para los viajeros. Ciertamente, creemos que el potencial de la red CS no tiene límites. Para comenzar, nosotros somos acérrimos defensores de CS siempre que se lo utilice como su espíritu lo indica y no sólo como una posibilidad de dormir gratis. CS es mucho más que eso: es la posibilidad cierta de conocer una ciudad desde una mirada completamente distinta, compartir con la gente local las vicisitudes de su vida diaria, quizás un cumpleaños, un partido de fútbol o conociendo el lugar de trabajo de la persona que nos aloja. Las posibilidades son inmensas.
Nuestra vasta experiencia, tanto alojando como siendo alojados, nos permitió hacernos de una opinión. Trataremos de comentar en estas líneas lo que nos parece relevante.
Muchas veces nuestro paso por una ciudad no será por demasiado tiempo. En este caso es muy importante saber la ubicación exacta de la casa a donde solicitamos sofá pues en muchos casos no lo dice. Cuando llegamos a esa casa resulta que es muy lejos del centro o de las zonas turísticas de esa ciudad y tendremos que viajar en buses urbanos durante horas cada día restando así tiempo para recorrer lo que realmente nos interesa. Si tenemos mucho tiempo, no es un problema, pero si sólo tenemos pocos días puede ser un problema.
Muchas veces la gente que nos aloja es muy absorbente y se desviven por ayudarnos y armar planes para compartir tiempo con ellos. Por un lado está muy bien y han sido muy buenas experiencias para nosotros, pero de esta manera no dispondremos de nuestro tiempo como nos gustaría y, además, podemos incurrir en gastos de dinero excesivo para nuestro presupuesto debido a la cantidad de actividades sociales. Para evitar este tipio de inconvenientes, es muy bueno leer las referencias que los demás han escrito sobre nuestro futuro coucher para saber cómo suelen ser las estadías con él. Otra opción es sincerarnos desde el primer momento y conversar sobre ese tema desde el primer momento.
A veces también sucede que no existe la posibilidad de cocinar en la casa por el motivo que fuera y entonces siempre hay que comer afuera. Esto, obviamente, será  más caro.
Puede pasar que no tengas la llave de su casa y tengas que combinar horarios con el dueño de casa. Si es muy despistado o impuntual, lo mejor será siempre tener un teléfono a mano para comunicarse con él por cualquier cosa.
Nosotros hemos notado que siempre en los perfiles de CS se escriben listas enormes con las responsabilidades del surfer pero nunca dice nada acerca de las propias responsabilidades. Cuando uno aloja a alguien, por supuesto pide que se respeten las normas de la casa, pero también es estrictamente necesario ponerse en los zapatos del surfer para no exponerlo a situaciones incómodas. Por ejemplo, a nosotros nos pasó en Bangkok que una chica nos dio la llave de su casa y cuando llegamos a la noche a la casa resultó ser que la llave no era la correcta. La llamamos y nos dijo que esa noche no tenía pensado volver a dormir. Claramente nos estaba poniendo en una situación muy difícil de resolver y por exclusiva culpa de ella. No podía pretender que nosotros durmamos en la puerta de la casa, además, nuestras cosas estaban dentro. Al final, el encargado tenía una llave extra y pudimos entrar. A esto nos referimos cuando hablamos de las responsabilidades de quien aloja. En este caso, ni siquiera nos había dejado una nota avisándonos que esa noche no volvía.
Nuestra conclusión sobre CS: es una expriencia sumamente enriquecedora si se utiliza con responsabilidad, criterio y sentido común. Es un error pensar en CS como un ahorro de dinero, ya que en algunos casos sí se ahorra pero en otros, no tanto.

Comidas.
- Desayunos. Los desayunos suelen ser caros en muchos lugares, por eso es bueno recolectar sobres de azúcar, tener saquitos de té o comprar café “3 en 1”. De esta manera podemos pedir agua caliente en cualquier local y, junto con un paquete de galletitas que siempre debemos tener, podemos desayunar. Es una manera de ahorrar en los desayunos (si acostumbran a desayunar como nosotros).

- En general, los lugares más baratos y buenos para comer son aquellos en los que hay mucha gente local, taxistas o camioneros. Así que es ideal buscar estos lugares para comer.



Entradas
- En general, en varios países las entradas a los lugares turísticos suelen ser bastante caras. Por eso, sobre todo cuando se hace un viaje largo en el que no se tiene un presupuesto por día porque no se sabe cuántos días se va a viajar, un consejo es elegir qué lugares queremos ir y saber que no vamos a poder visitar todos. Por ejemplo, nosotros tratábamos de ir a los lugares más importantes pero a muchos otros dejábamos de ir: no subíamos a todos los miradores, ni entrábamos a todas las iglesias o mezquitas, ni entrábamos a todos los museos. Otra cosa que hacíamos nosotros (que tenemos el presupuesto compartido) es ir sólo a los lugares que a cada uno le interesan. Por ejemplo, en China, Dino fue a visitar una reserva de Pandas y como a mí no me interesaba mucho, no fui. Así hicimos con varias cosas a lo largo del viaje, que nos hicieron ahorrar mucho dinero.

Otros tips viajeros:


- Siempre es necesario llevar un candado con su llave y una copia de la llave de repuesto. Normalmente, al viajar con bajo presupuesto, en muchos casos se duerme en hoteles muy económicos que no prestan ningún servicio extra por sobre una cama y un baño compartido. El candado, en este caso nos podrá servir si el hotel posee lockers a disposición del pasajero.

- Otro elemento importante para tener siempre encima es toallitas húmedas y/o alcohol en gel: Cuando uno viaja por ciertos países se expone a bacterias y demás microbios. Nuestros cuerpos no están inmunizados contra estos pequeños seres y cualquiera de ellos nos podrían provocar serios trastornos de salud y, por ende, retrasos innecesarios en nuestro viaje. Es muy aconsejable lavarse las manos tanto como sea posible, claro que muchas veces es imposible acceder a un lavatorio. En estos casos, las toallitas húmedas o el gel son muy recomendables. No hay nada mejor que estos artículos para evitar dentro de lo posible, ser victimas de estos indeseables bichitos.

- Fotocopias del pasaporte: Uno nunca sabe a ciencia cierta cual es el nivel de seguridad que existe en los lugares que se visitan. Es indispensable moverse con una fotocopia en buen estado de nuestro pasaporte y visas del país (si es que tenemos una) mientras nos trasladamos por las calles o usamos medios de transporte públicos. Los pasaportes originales deben estar lo más resguardados posible. En muchos casos, la fotocopia es aceptada para verificar la identidad.
Relacionado con el tema de los documentos otro consejo es tener todos los documentos escaneados (pasaporte, documento, pasaje de vuelta, carnet del seguro del viajero, etcétera) y guardados en un ftp (si se cuenta con uno) o en un mail. De esta manera podremos acceder a ellos desde cualquier lugar.

- Durante viajes largos es muy común soportar temperaturas muy diferentes: pasar de mucho calor a mucho frío. Esto hace que tengamos ropa para ambos casos en nuestras mochilas y por este motivo la mochila estará más pesada de lo necesario, sobre todo cuando estamos en lugares calurosos. Nuestra experiencia nos dice que hay que llevar la menor cantidad de ropa posible y si hace falta algo, comprarlo en el lugar donde estemos, sobre todo si son países baratos (casi todos fuera de Europa). Un consejo es tratar de armar nuestro recorrido teniendo en cuenta las temperaturas a las que estaremos sometidos, pero no es fácil de lograr, sobre todo cuando no se tiene un recorrido fijo.

- Llevar cubre mochilas para la lluvia.

- Llevar bolsitas de plástico, pueden servir para muchas cosas, desde cubrirnos los pies bajo la lluvia hasta guardar objetos chicos o comida.

- Las guías de viaje son útiles para algunas cosas y no tan útiles para otras. Por eso, para quien las usa recomendamos tener en cuenta que no todo lo que dicen las guías está bien, ni todo está mal. Si uno no tiene guía (tipo lonely planet) puede sacar mucha información conversando con los otros viajeros, es la mejor manera de obtener información actualizada y verdadera.

- Nosotros no tuvimos un teléfono celular en todo el viaje, pero en muchos casos nos hubiera sido útil. Uno puede tener un teléfono “liberado” e ir cambiando el chip en cada país. Igualmente, nosotros pudimos viajar sin celular, aunque nos hubiera facilitado muchas cosas.

- Seguro del viajero. Para muchos es un gasto extra e innecesario, pero creemos que es un gasto necesario… Cuando lo pagamos al inicio del viaje nos da bronca gastar plata en eso, pero si nos llega a pasar algo durante el camino los gastos serán mucho mayores. En muchos países, los gastos para consultar un odontólogo o comprar un remedio son altísimos. Lo importante es averiguar bien todas las opciones de seguros de viajes y elegir la que más convenga según nuestro destino y duración del viaje. Muchas personas viajan si este seguro, pero nosotros no lo recomendamos, sobre todo en viajes largos,  ya que no sólo cubren la parte médica, sino también la parte legal, entre otras cosas.
Relacionado con la salud, es necesario corroborar las vacunas que debemos darnos para ir a determinados países. Muchas de esas vacunas son gratuitas en algunos países. Y también es necesario tener un pequeño botiquín con aquellas cosas que sabemos que podemos llegar a necesitar.

- Visas. Las visas en algunos países suelen ser muy caras, por eso para decidir un destino es bueno ver para qué países necesitamos visas y para cuáles no. Además, si decidimos ir a algún país en el que necesitamos visa lo mejor es sacarla en el país de origen, ya que cuando se sacan en un tercer país suelen ser más caras.

Tenemos muchas cosas más para contarles que esperamos hacerlo a través de la entrevista en vivo que vamos a realizar a través de viajando sin plata.

Gracias a todos!!
Nos vemos pronto!
Aldana y Dino

Magia en el Camino – Los invitamos a que se hagan seguidores de nuestro blog, clickeando en Folow this blog.

martes, 10 de mayo de 2011

ACROBATAS DEL CAMINO

Juan y Laura poniendo un pie en la Antártida (Islas Shetland) por primera vez
Mi nombre es Juan Villarino, y soy culpable de haber viajado. Mi profesión es escritor: desde el 1 de mayo de 2005 recorro el mundo haciendo autostop con el fin de retratar la hospitalidad y vida cotidiana de los pueblos del planeta, y plasmarlo en mis libros. Mi misión, así la siento, es darle voz a esos personajes anónimos que trabajan y sudan bajo cualquier bandera, y que nunca habitan los titulares. Contrabandeando las palabras de lucha en lucha de la misma manera en que las abejas llevan el polen de flor en flor. La literatura de viaje tiene la responsabilidad social de compensar las generalizaciones que las caricaturas mediáticas hacen de los pueblos. Con este fin, uno de mis primeros desafíos fue cruzar Irak, Irán y Afganistán, con la mochila al hombro, sin tarjetas de crédito ni chalecos anti-balas, con el fin de documentar la exquisita hospitalidad practicada por los pueblos musulmanes. Más que un viaje, fue una odisea, pues 27 meses caminaron mis botas desde Irlanda, punto de partida, hasta las costas del Pacífico en Tailandia. En el medio, 70.000 kms, 40 países, 920 vehículos abordados, desde Porsches hasta carros tirados por burro, y lo más importante, el libro, que ya llegó a todas las librerías de Argentina y España “Vagabundeando en el Eje del Mal – Un viaje a dedo en Irak, Irán y Afganistán”. Las anécdotas son una constelación casi infinita. En Siria tome te con los beduinos, los amos del desierto, y también con los oficiales de la Inteligencia Siria encargados de interrogarme por acercarme demasiado a la frontera iraquí. Crucé el Sahara en camiones cuyos conductores me ofrecían sus hijas en matrimonio. Entré en Irak como un vagabundo, a pie, de noche, y sin moneda local o mapas, pero inesperadamente me hice amigo del primo del presidente de la Provincia Kurda y fui recibido en el Parlamento por el vicepresidente, donde dí lecciones de autostop. En Irán me contacté con los grupos de resistencia al régimen Islámico en la rebelde, subterránea Teherán, antes de viajar por todo el país. Tomar un té sobre un campo minado fue la experiencia con que me dio la bienvenida Afganistán…

Actualmente Laura -mi princesa vagabunda- y yo nos encontramos dando una vuelta al mundo a dedo. En la primera etapa nos propusimos recorrer Sudamérica, como siempre ¡a dedo! En el camino, además de retratar la hospitalidad local, nos hemos propuesto documentar las problemáticas del continente, como conflictos entre mineras transnacionales y comunidades andinas, además de la sequía o la lucha campesina. Paralelamente, damos charlas gratuitas en escuelas, con un proyecto patrocinado directamente por nuestros lectores. Partimos hace 6 meses catapultados hacia Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, y tiramos tan fuerte los dados que terminamos encontrando un lugarcito en un barco que se iba a la Antártida. Desde allí, rodeados de icebergs y pingüinos, comenzamos a viajar con rumbo norte. Cruzamos la Patagonia acampando en estancias, durmiendo en una Base de la Fuerza Aérea Argentina y hasta en un castillo inflable de un salón de fiestas. Actualmente nos encontramos en Paraguay, donde no paramos de tomar tereré y bajar pomelos de los árboles mientras conocemos la realidad de sus rincones más remotos. Podés encontrar más info sobre nuestro viaje, libro y proyecto educativo en nuestra web www.acrobatadelcamino.com Es actualizada cada semana con aventuras frescas ¡Buenos Caminos!

lunes, 9 de mayo de 2011

TIPS PARA VIAJAR SIN PLATA

TIP 2: DISTRIBUCIÓN EQUITATIVA DEL DINERO

Normalmente al inicio del viaje hay muchas cosas están en su mejor momento: la ilusión, el estado físico, la energía, las ganas y el presupuesto. Lo anterior hace que muchas veces tomemos decisiones equivocadas debido a que no se tiene en cuenta que dicho presupuesto es para todo el viaje, lo cuál nos lleva a gastar más de lo que deberíamos y en el transcurso del viaje arrepentirnos de dichas decisiones.

Lo adecuado es establecer un gasto diario máximo, buscando gastar el mínimo posible utilizando las diferentes estrategias, dentro de las que se encuentran pedir rebaja, hacer dedo, encontrar hospedaje gratuito, buscar comida buena y económica que nos permita estar bien alimentados cumpliendo con los gastos máximos.

CONCLUSIÓN: Se debe establecer un gasto máximo diario durante todo el viaje.    

miércoles, 4 de mayo de 2011

CONSEJOS PARA VIAJAR A DEDO

Por Eliana Barrionuevo
http://www.darvueltaalmundo.com/

En esta ocasión voy a intentar acercarles los consejos que SI nos resultaron a la hora de hacer dedo. Este no pretende ser un artículo que recorra exhaustivamente el tema, solo pretende acercarles a partir de nuestra experiencia cuales fueron los Tips que nos permitieron llegar hasta Colombia.  Este va a ser el primero de una serie de artículos, mas adelante describiremos país por país cuales fueron las estrategias utilizadas.  La intención es hacer uno por país que visitemos, desde Argentina hasta Mexico. Ahí vá!


Investigación previa

Aquí si no se puede evadir la logística. Aunque para estos viajes larga duración siempre me inclino por dejarle al azar los acontecimientos, la investigación previa al viajar a dedo la considero ineludible.  Hay varios tópicos a tener en cuenta, aunque parezcan muchos no lleva mucho tiempo conseguir datos relacionados y les pueden evitar más de un inconveniente.



Punto de partida:  He aquí un punto básico. Si uno va a salir a hacer dedo debe elegir desde donde. Esto no es al azar. Las oportunidades se incrementan si el lugar es adecuado. Alli va una lista de nuestros lugares favoritos:



-Peajes

-Cercanias a rotondas

-Salidas de ciudades

-Cruces entre Carreteras
-Reductores de velocidad
-Estaciones de servicios (llamadas bombas, grifos, etc, según el país)


Asi se hace!

Clima: Puede parecer obvio, pero no lo aprendí hasta muy avanzado el viaje. Es mejor estar prevenido si va a llover. Sépanlo: la lluvia no es la mejor amiga del viajero a dedo. Si estamos mojados quien va a querer subirnos para que le mojemos todo el auto? Además una espera bajo la lluvia es más larga que una espera bajo el sol. Ni hablar si nos toca quedarnos a dormir en el lugar elegido porque nadie nos llevó.  En Sudamérica hay épocas del año que llueve muchísimo, lo que complica un poco las cosas. Es recomendable incluso chequear las noticias por si hubo cierres de rutas causadas por derrumbes ( algo muy habitual) Así que aférrense al pronóstico del tiempo! Aquí una página útil para consultarlo:  The Weather Channel




Y para estar más segurosUna buena estrategia es ir hasta el lugar elegido para estudiarlo más de cerca, asegurarse que la forma de llegar sea la correcta y el lugar sea adecuado ( que haya transito por ejemplo). Hablar previamente con la gente del lugar también suele ser de ayuda, cuando hay dos o más opciones de ruta para llegar al mismo lugar, se puede averiguar cuál es la elegida por los camiones, por ejemplo. 



Una vez en la ruta…


Desesperando en la espera!

El momento de la verdad! Aquellos que ya hicieron dedo saben que no es tan agradable pasarse horas parado al lado de una carretera esperando a que alguien decida llevarnos. Siempre es mejor salir bien temprano en la mañana o incluso acampar en las cercanías del lugar elegido cuando la distancia a recorrer es mucha.  Estos fueron los mejores consejos que recibimos y pusimos en práctica. 

Vestimenta: Solo tenemos unos segundos para acaparar la atención de quien maneja. Que mejor que vestirse de colores llamativos? El negro no es muy apreciado y estar colorido llama la atención y es más alegre. Mejor aun si contrasta con el paisaje que tengamos de fondo. Se recomienda evitar gorros y anteojos de sol que tapen la cara ( les resta confianza) pero si usas anteojos de lectura procura tenerlos puestos, da un aire de “seriedad” que puedes aprovechar a tu favor. 



Mochila siempre a la vista:  Siempre hacemos dedo detrás de la mochila, es una forma de darles confianza a los conductores. Al verla pueden deducir que no somos más que mochileros y esto juega a nuestro favor a la hora de conseguir un aventón. 


Camiones bolivianos

La ley: Si en el lugar elegido para hacer dedo hay presencia militar o policial, siempre es mejor acercarse a hablar y explicarle que haremos dedo allí. Algunas veces se ponen un poco susceptibles y si no los haces puede que no te permitan quedarte. Siempre es mejor tenerlos de amigos, a nosotros incluso nos han dado un lugar donde comer  y dormir cuando nos sorprendía la noche. Asi que nunca desestimarlos!



MétodoSi estamos de suerte la espera no es larga, pero para acortarla un buen método es, si el lugar lo permite, acercarnos al conductor e increparlo yendo directo al grano: “va a tal lugar? Me lleva?” lleva algo de práctica la caradurez, pero es bastante efectiva. El lugar ideal para hacer eso es en los peajes (cuando el señor que trabaja de seguridad lo permita). Por otro lado, cuando un conductor se pare y les pregunte adonde van, es mejor no decir el destino final, sino ciudades intermedias (acrecienta las chances) En el viaje, luego de simpatizarse el uno al otro y si va en la misma dirección,  puede que los lleve hasta destino



Sonreír!: Simple y efectivo. El gesto adusto no convoca benefactores al volante. Mejor sonreír!



Por último


Llegada a Colombia

Pero no por ultimo lo menos importante, se debe tener mucha fe, una fe ciega en que alguien los llevara. Es solo cuestión de tiempo (aunque hemos pasado hasta dos días esperando que nos lleven) y paciencia. No olviden llevar algo para tomar y algo para comer previendo largas esperas. Si se abastecen con eso, pueden esperar cuanto quieran. Viajar a dedo es lo mejor del viaje que estamos haciendo, incluso nos gusta más que llegar. La incertidumbre de no saber donde se dormirá esa noche es la garantía de que cada día de viaje es un día diferente, es lo más opuesto a la rutina que pude vivir hasta ahora. Cualquier duda me la comentan y anímense que no es ni tan difícil ni tan peligroso como se cree. 



Buenos Viajes!

viernes, 29 de abril de 2011

LO QUE JAMÁS TENDRA EN UN VIAJE DE ALTO PRESUPUESTO

Nuestra torta de cumpleaños en un lugar desolado de Brasil. Las cosas sencillas son las más importantes


"Hay gente tan rica que no hace sus viajes, sino que los compra hechos" 
Viajando Sin Plata

Cuando se habla de un viaje de bajo presupuesto, se da por hecho que es un viaje inferior a un viaje donde se tiene mucho dinero. Factores como la publicidad, las grandes cadenas hoteleras, los grandes operadores turísticos, entre otros, han dibujado en la memoria colectiva el ideal de descanso y de viaje, que es aquel que actúa de manera repulsiva cuando pensamos en un viaje de bajo presupuesto. 

El presupuesto es sólo un factor en los viajes, comparable con la maleta o mochila, la ruta, los planes, en fin, solo un factor y por ende un viaje de bajo presupuesto solamente excluye dicho factor, pero nada más. Los ideales que se han creado atacan ese factor, buscando incitar a las personas a invertir dinero para conseguirlo y no caer en esos "terribles, inseguros, peligrosos, incómodos viajes de bajo presupuesto".


Sin embargo cuando se ha viajado a nuestro modo (con bajo presupuesto) se encuentran una serie de ventajas que demuestran que no todo se puede comprar de hecho "hay pocas cosas que el dinero si puede comprar, para todo lo demás existe Mochilear". Dentro de las principales ventajas tenemos:


1. LUGARES ÚNICOS Y REALES
Cuando se viaja con bajo presupuesto las mismas condiciones nos permiten llegar a ciertos sitios, no precisamente a los más visitados sino a aquellos que quizá muy pocos visitantes han descubierto, pero que reflejan más exactamente las costumbres y la vida del lugar. Normalmente los lugares muy visitados se preparan para recibir al turista, así que se pierde mucho de lo autóctono, de lo real.
Una Familia Chilena muy especial


2. NOS IGNORAN VENDEDORES Y ASESORES
Como no tenemos dinero, somos invisibles para muchos vendedores, asesores de turismo, en fin para muchas personas que están pendientes de los turistas para ofrecerle cosas, aveces tratando de aprovechar su condición para generar ganancias desmesuradas.


3. NO HAY CAMINO, SE HACE AL ANDAR
Como no estamos amarrados a ningún plan, podemos detenernos donde queramos, podemos cambiar la ruta, partir cuando nos parezca adecuado, visitar más lugares o suprimir visitas, todo está en nuestras manos.
Ésta familia de Mendoza (Argentina) nos motivo a quedarnos mas tiempo del que pensabamos


4. LAS VERDADERAS COSAS BUENAS EN LA VIDA NO SON FÁCILES
Un viaje de bajo presupuesto por lógica no es un viaje fácil, hay que luchar, trabajar, crear, planear, organizar, cuidarse, etc. Lo anterior cuando se cumple empieza a generar dos cosas: Satisfacción del deber cumplido y recordación. Es muy probable que los retos en un viaje de alto presupuesto tengan una connotación diferente y generen menos recordación y nada de satisfacción por el deber cumplido.
Una tarde especial a las afueras de una estación al sur de Brasil. La imagen contradice tal afirmación


5. MÁS POR EL MISMO VALOR
Un viajero de bajo presupuesto puede recorrer un continente con el dinero que otros viajeros recorrerían un país.


6. ESCUELA RODANTE
Cada momento en un viaje de bajo presupuesto nos deja experiencia, conocimiento, aprendizaje. En los viajes nos volvemos prácticos, receptivos, argumentativos, aprendemos a escuchar, a respetar a cuidar, a disfrutar. Todas las escuelas y universidades deberían dedicar un periodo de tiempo a viajar, es impresionante lo que se aprende.


En Río de Janeiro (Brasil)